Garantías


Quonty garantiza, de acuerdo a las leyes vigentes, todos los equipos informáticos, componentes y demás productos distribuidos en su web.

El consumidor tiene la opción de dirigirse al vendedor o al fabricante del producto, que responderá de las faltas de conformidad que se manifiesten en un plazo de dos años desde la entrega del producto.

Si la falta de conformidad se manifiesta pasados 6 meses de la recepción del producto y en determinados casos considerados dudosos, el fabricante podría exigir un informe pericial independiente para poder tramitar la garantía. En los casos en que se manifiesta un mal funcionamiento o funcionamiento irregular durante el período de garantía, esta se puede gestionar sin ningún problema.

Aquellos fabricantes que marcan una garantía superior a los 2 años que marca la Ley vigente y pasado este periodo, ésta deberá ser tramitada directamente con el fabricante no siendo QUONTY responsable de tal supuesto.

Los gastos generados por el envío de la tramitación de la garantía del producto correrán a cargo de QUONTY sólo en aquellos casos donde se supone que la falta de conformidad existe. Este proceso se debe hacer siguiendo las instrucciones indicadas por QUONTY, previa solicitud y aceptación. Estas condiciones sólo son válidas para el cliente final o consumidor. Cuando el cliente es un distribuidor, o factura como empresa (persona no física), los gastos generados por el envío a nuestras instalaciones siempre correrán por cuenta del cliente. Esto es así debido a que la ley sobre bienes de consumo no regula la compraventa entre empresas. Así mismo, la garantía en estos casos será la que determina el fabricante del producto.

El consumidor podrá reclamar ante el vendedor en caso de que el producto no fuere conforme con el contrato:

-El bien adquirido no se ajusta a la descripción mostrada por el vendedor.El bien adquirido no sirve para los usos a que ordinariamente se destinan los bienes de consumo del mismo tipo.

-No es apto para el uso especial que hubiese sido requerido por el consumidor y que el vendedor haya aceptado.

-No presenta la calidad y el comportamiento esperados, especialmente teniendo en cuenta las declaraciones públicas (publicidad, folletos, etiquetado...) sobre sus características concretas hechas por el vendedor o el fabricante.

El consumidor y usuario tiene derecho a:

    Reparación o sustitución. El cliente final podrá optar ante el vendedor por la reparación o sustitución del producto, salvo que una de las dos opciones resulte imposible o desproporcionada. Se considera desproporcionada aquella que tenga un coste superior al valor residual del producto. Tanto la reparación como la sustitución se deben realizar en un plazo de tiempo razonable y de manera totalmente gratuita para el consumidor.

    NOTA: La garantía se puede gestionar directamente con QUONTY. Aun así, hay fabricantes que ofrecen una gestión directa de las averías/defectos/incidencias producidas en sus productos, dando así un servicio postventa de gran calidad que permite acortar considerablemente los plazos de tiempo necesarios para solventar la incidencia. En esos casos QUONTY le informará para que usted decida con quién quiere tramitarla, con nosotros o con ellos.

*Reducción del precio o resolución del contrato. Esta opción procede cuando el cliente final no puede exigir la reparación o sustitución y sólo en aquellos casos en los que no se hubiera llevado a cabo en un plazo de tiempo razonable.

* Tramitación de garantía de productos promocionales, packs o regalos. En el caso de que el producto fuese un regalo, éste se sustituirá por otro igual o, en caso de que no ser posible, por uno de valor similar, nunca por dinero. Si fuese un producto en promoción o incluido en un pack, y si no fuera posible la reparación o sustitución, se procederá a reembolsar el importe equivalente, calculado teniendo en cuenta el precio real del producto y el descuento obtenido por el cliente en el momento de su adquisición.

Anulación de garantías.

La garantía puede quedar anulada por alguna de las siguientes causas:

-Incorrecta utilización, manipulación o mantenimiento por parte del Cliente de un equipo, kit multimedia, componente o periférico.

-Problemas de software y/o virus.

-Componentes quemados por sobretensiones eléctricas.

-Componentes rotos o dañados debido a cualquier tipo de impacto.

-Incorrecta reparación, modificación o ampliación por parte del cliente de un equipo.

-Deterioro, eliminación u ocultación, por parte del cliente, de cualquiera de las etiquetas incluidas en los productos fabricados o distribuidos por QUONTY.

En definitiva, no se aceptará ningún material dañado o con muestras evidentes de una manipulación incorrecta.

Supuestos que la Garantía no cubre:

Cualquier defecto provocado por un uso incorrecto del producto y/o manipulación del mismo anula la garantía. En estos casos el consumidor debe hacerse cargo de los costes derivados de su reparación. Por tanto, quedan excluidos de la garantía los siguientes supuestos:

Defectos y/o deterioro del producto producidos por causas externas, accidentes, especialmente accidentes eléctricos, por desgaste y/o por utilización no adecuada a las instrucciones del producto.

 Productos modificados o reparados por el cliente o cualquier otra persona no autorizada por QUONTY o por el fabricante, así como aquellos productos que tienen de un contrato de soporte específico.

Incorrecta configuración software/hardware, por parte del cliente, de un equipo, componente o periférico. Incorrecta configuración software/hardware o avería en un equipo provocada por cualquier tipo de componente no suministrado por QUONTY y añadido por el cliente.

Infección de virus informáticos, por parte del cliente, en equipos, discos duros o cualquier otro tipo de soporte de almacenamiento o de software adicional.

Estas condiciones de garantía no afectan a los derechos estatutarios del consumidor amparados por la legislación aplicable.

Ningún soporte óptico (CD-R, CD-RW, DVD-R, DVD+R, DVD-RW, DVD+RW) tiene garantía una vez que la caja o el embalaje ha sido abierto o desprecintado. Únicamente podrán devolverse aquellos soportes ópticos cuyos embalajes o envases no hayan sido abiertos, corriendo los gastos de los portes por cuenta del cliente.

QUONTY no se responsabiliza de la información personal que contenga el PC o cualquier unidad de almacenamiento. El cliente es el responsable de los datos y/o información contenida en el material a reparar y de realizar previamente las pertinentes copias de seguridad. Asimismo, la garantía actuará respecto a los vicios ocultos y defectos de fabricación del producto conforme al artículo 1490 del CC.

Tramitación de la garantía

El consumidor podrá tramitar la garantía poniéndose en contacto con QUONTY. No obstante, algunos fabricantes gestionan directamente las averías/defectos/incidencias producidas en sus productos, dando así un servicio postventa de gran calidad que permite acortar considerablemente los plazos de tiempo necesarios para solventar la incidencia. En estos casos el cliente podrá optar por llevar o enviar el producto averiado directamente al SAT del fabricante, generalmente sin ningún coste para el cliente.

En el caso de que el producto enviado esté en perfecto estado y el problema sea debido a un problema de configuración, se devolverá al cliente a portes debidos, pudiendo ser facturada la mano de obra empleada en la comprobación o pruebas realizadas al artículo supuestamente averiado.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.